domingo, 29 de junio de 2014

¡REEDITAD A WILLY!

Esto es un erial más que un blog... Y podría decir que... me redimiré, pondré esto al día... eh... publicaré más... Nunca más... Lo de dejar esto como erial, no nunca más publicar... Pero viniendo hoy a hablar de un yonki... todo sonaría a excusas más o menos bienintencionadas... Como el hecho de que esto lleva medio escrito desde el 5 de febrero... ¿Y has visto que bien quedan los "..."? ¿Quién me creo que soy? ¿Céline? Retomando...
¡Y es que este año es el centenario del nacimiento de William S. Burroughs! ¡Nuestro yonki favorito! ¡Nuestro marica favorito? Ese trono aún lo conserva Truman Capote. A modo de pensamiento recurrente en los última tiempos... me he estado dando cuenta de que sólo leo a cuatro tipos de escritores: yonkies, borrachos, maricas y/o filonazis... Y casi todos muertos... Palahniuk, ¡díñala! Que me jodes la estadística y... leída tu última novela "Condenada", no se pierde mucho... 


Eh... Así que, por eso de las onomásticas, espero que las editoriales se pongan las pilas como están haciendo con el bueno de Kerouac y reediten obras extrañamente descatalogadas dada su fama "La Máquina Blanda", primera parte de "La trilogía Nova" o más desconocidas como "Las últimas palabras de Dutch Schultz" o las obras que completan Nova: "El ticket que explotó" y "Nova Express". Me volaron unas cuantas que tenía localizadas en todocolección y ebay, así que espero paciente mi ración de sordidez al cut-up, editores del mundo castellano-parlante. Lo último que leí de Will en enero metido otra vez en el universo beat fue "Las cartas de la ayahuasca", libro espistolar bastante corto donde Burroughs le relata a Allen Ginsberg sus andanzas por Centro y Sudamérica en busca de la preciada planta.  Escritas tras el periodo en Ciudad de México que supuso la redacción de "Marica" llamado "Queer" en la edición original y en la edición definitiva lanzada por Anagrama el año pasado... la corrección política en el lenguaje aplicada a modo de enema, el libro sirve para ir descubriendo lo que luego serán lugares comunes en el imaginario propio del de Saint Louis.

Por cierto, con respecto a Kerouac, varias editoriales se han lanzado a reeditar obras difíciles de conseguir en librerías de viejo: "El viajero solitario" y "Visiones de Cody", que se suman a "Big Sur", "Doctor Sax", "Tristessa" y alguna otra más fuera del catálogo de Anagrama. Ahora solo queda que se animen con "Ángeles de desolación".

domingo, 22 de diciembre de 2013

11 AÑOS

El 22 de diciembre del 2002 moría, en Broomfield, John Graham Mellor, más conocido como Joe Strummer. El ex-Clash tenía por aquel entonces ya listo el que iba a ser su tercer largo con su última banda, los Mescaleros.

Hace unos años, cuando estaba en Varsovia, me vi el documental "The future is unwritten", de Julian Temple, en los cines Muranov. En inglés, sin subtítulos en castellano... por aquella época me perdí varias cosas. Ahora se puede encontrar fácilmente en el youtube.

Y si sigues con mono de Joe, también está el "Viva Joe Strummer", dirigido por Mike Parkinson.
O la película-documental "Rude boy", estrenada en 1980 y dirigida por Jack Hazan y David Mingay.
Disfrutadlo.

sábado, 12 de octubre de 2013

8 AÑOS

Ha habido años que me lo he saltado. 8 años de blog, recuerdo que aquel día estaba yo de resaca... Aprovechando que este estoy un poco inactivo, vamos a insuflarle un poco de aire al moribundo. Y qué mejor que los Hüsker Dü. Hale, hale, dándole duro a la distorsión.


domingo, 6 de octubre de 2013

DEL ÚLTIMO CONCIERTO

El viernes nos quitamos el sopor capitalino y nos fuimos hasta la sala Penélope, que tocaban Siniestro Total y, casualidad -no lo creo-, teníamos las entradas de taco número 001 y 002. La sala a reventar y tras una hora de retraso según el horario previsto salieron los Siniestro a desgranar buena parte del repertorio habitual y no tan habitual. Hacía tiempo que no les escuchaba tocar algo de "La historia del blues" y esa noche cayó "¿A quién vas a culpar?". Por lo demás, pocas sorpresas. Quizás un Julián bastante menos parlanchín que en otras ocasiones.


SINIESTRO EN PENÉLOPE

El concierto también sirvió para el estreno mundial en directo de su último tema, "¿Casualidad? No lo creo", lanzado hace menos de una semana en su nueva política en cuanto a publicaciones.


sábado, 7 de septiembre de 2013

DON'T PANIC

La Guía del autoestopista galáctico es un compañero indispensable para todos aquellos que se sientan inclinados a encontrar un sentido a la vida en un Universo infinitamente confuso y complejo, porque si bien no espera ser útil o instructiva en todos los aspectos, al menos sostiene de manera tranquilizadora que si hay una inexactitud, se trata de un error definitivo. En casos de discrepancias importantes, siempre es la realidad quien se equivoca.

Esa era la esencia del aviso. Decía: "La Guía es definitiva. La realidad es con frecuencia errónea".

El restaurante del fin del mundo
Douglas Adams

PD: No olvidéis vuestra toalla y, sobretodo, don't panic!

sábado, 3 de agosto de 2013

Y NO ESTABA MUERTO...

Estaba de mudanza. Y lo cierto es que sigo de mudanza.

Ahora vivo en un piso sin internet, ni Antena 3 -eso podría parecer el paraíso si no fuera porque tampoco se ve Neox-. Desde la cama, tumbado al revés, uno se puede despertar contemplando San Francisco el Grande o la catedral de la Almudena. Según entras al portal huele a pan recién hecho de la panadería-pastelería que hay en los locales comerciales, por lo que empezamos a temer por nuestra línea... curva. Y tengo la Riviera a un puente, aunque eso solo mole cuando hay algún concierto.

Y también llevo dos meses trabajando en Móstoles -motivo de mi marcha al foro-. El caso es que me conecto mucho menos allí que lo que solía hacer en la uni... salvo para cosas profesionales -el facebook ni lo abro-. Así que... no estaba muerto, no, solo de mudanza. ¿Cómo voy a cerrar el blog con las vistas que tengo desde el salón?




viernes, 10 de mayo de 2013

EL AMOR SEGÚN HANEKE

Fue coincidencia. "Amor" de Michael Haneke estaba programada para esta semana en el cineclub y ayer mismo por la mañana le anunciaron como ganador del Premio Príncipe de Asturias a las Artes 2013. Tenía mis reservas. Sabía que iba a ser una película dura de ver y, la verdad, nunca es que haya disfrutado mucho de los filmes del alemán.

Ver "Amor" es una experiencia probablemente no para todos los públicos y probablemente no para todos los momentos. Haneke domina el lenguaje cinematográfico como pocos, extiende las escenas hasta la extenuación y consigue que te olvides de que entre medias hay una cámara. Y es probablemente de los directores más violentos que existe. No es violencia física, es mucho peor, menos edulcorada, nada que ver con Kubrik y su "Naranja Mecánica", por ejemplo, donde la violencia se plantea desde un punto tan estético que hasta resulta bella. Es la violencia de la realidad, mucho más directa y dura de asimilar. Se ve en las relaciones hija-padres, en la amabilidad de los porteros, siempre buenas palabras, halagos, tras haber recibido la propina. Y el último acto, ya presagiado al comienzo de la película, es otra declaración de intenciones más.

Me gustó. La sufrí, porque es imposible que te deje indiferente. No es fácil de ver y, sobretodo, es de esas películas que hay que elegir muy bien el momento en que la ves.