domingo, 22 de diciembre de 2013

11 AÑOS

El 22 de diciembre del 2002 moría, en Broomfield, John Graham Mellor, más conocido como Joe Strummer. El ex-Clash tenía por aquel entonces ya listo el que iba a ser su tercer largo con su última banda, los Mescaleros.

Hace unos años, cuando estaba en Varsovia, me vi el documental "The future is unwritten", de Julian Temple, en los cines Muranov. En inglés, sin subtítulos en castellano... por aquella época me perdí varias cosas. Ahora se puede encontrar fácilmente en el youtube.

Y si sigues con mono de Joe, también está el "Viva Joe Strummer", dirigido por Mike Parkinson.
O la película-documental "Rude boy", estrenada en 1980 y dirigida por Jack Hazan y David Mingay.
Disfrutadlo.

sábado, 12 de octubre de 2013

8 AÑOS

Ha habido años que me lo he saltado. 8 años de blog, recuerdo que aquel día estaba yo de resaca... Aprovechando que este estoy un poco inactivo, vamos a insuflarle un poco de aire al moribundo. Y qué mejor que los Hüsker Dü. Hale, hale, dándole duro a la distorsión.


domingo, 6 de octubre de 2013

DEL ÚLTIMO CONCIERTO

El viernes nos quitamos el sopor capitalino y nos fuimos hasta la sala Penélope, que tocaban Siniestro Total y, casualidad -no lo creo-, teníamos las entradas de taco número 001 y 002. La sala a reventar y tras una hora de retraso según el horario previsto salieron los Siniestro a desgranar buena parte del repertorio habitual y no tan habitual. Hacía tiempo que no les escuchaba tocar algo de "La historia del blues" y esa noche cayó "¿A quién vas a culpar?". Por lo demás, pocas sorpresas. Quizás un Julián bastante menos parlanchín que en otras ocasiones.


SINIESTRO EN PENÉLOPE

El concierto también sirvió para el estreno mundial en directo de su último tema, "¿Casualidad? No lo creo", lanzado hace menos de una semana en su nueva política en cuanto a publicaciones.


sábado, 7 de septiembre de 2013

DON'T PANIC

La Guía del autoestopista galáctico es un compañero indispensable para todos aquellos que se sientan inclinados a encontrar un sentido a la vida en un Universo infinitamente confuso y complejo, porque si bien no espera ser útil o instructiva en todos los aspectos, al menos sostiene de manera tranquilizadora que si hay una inexactitud, se trata de un error definitivo. En casos de discrepancias importantes, siempre es la realidad quien se equivoca.

Esa era la esencia del aviso. Decía: "La Guía es definitiva. La realidad es con frecuencia errónea".

El restaurante del fin del mundo
Douglas Adams

PD: No olvidéis vuestra toalla y, sobretodo, don't panic!

sábado, 3 de agosto de 2013

Y NO ESTABA MUERTO...

Estaba de mudanza. Y lo cierto es que sigo de mudanza.

Ahora vivo en un piso sin internet, ni Antena 3 -eso podría parecer el paraíso si no fuera porque tampoco se ve Neox-. Desde la cama, tumbado al revés, uno se puede despertar contemplando San Francisco el Grande o la catedral de la Almudena. Según entras al portal huele a pan recién hecho de la panadería-pastelería que hay en los locales comerciales, por lo que empezamos a temer por nuestra línea... curva. Y tengo la Riviera a un puente, aunque eso solo mole cuando hay algún concierto.

Y también llevo dos meses trabajando en Móstoles -motivo de mi marcha al foro-. El caso es que me conecto mucho menos allí que lo que solía hacer en la uni... salvo para cosas profesionales -el facebook ni lo abro-. Así que... no estaba muerto, no, solo de mudanza. ¿Cómo voy a cerrar el blog con las vistas que tengo desde el salón?




viernes, 10 de mayo de 2013

EL AMOR SEGÚN HANEKE

Fue coincidencia. "Amor" de Michael Haneke estaba programada para esta semana en el cineclub y ayer mismo por la mañana le anunciaron como ganador del Premio Príncipe de Asturias a las Artes 2013. Tenía mis reservas. Sabía que iba a ser una película dura de ver y, la verdad, nunca es que haya disfrutado mucho de los filmes del alemán.

Ver "Amor" es una experiencia probablemente no para todos los públicos y probablemente no para todos los momentos. Haneke domina el lenguaje cinematográfico como pocos, extiende las escenas hasta la extenuación y consigue que te olvides de que entre medias hay una cámara. Y es probablemente de los directores más violentos que existe. No es violencia física, es mucho peor, menos edulcorada, nada que ver con Kubrik y su "Naranja Mecánica", por ejemplo, donde la violencia se plantea desde un punto tan estético que hasta resulta bella. Es la violencia de la realidad, mucho más directa y dura de asimilar. Se ve en las relaciones hija-padres, en la amabilidad de los porteros, siempre buenas palabras, halagos, tras haber recibido la propina. Y el último acto, ya presagiado al comienzo de la película, es otra declaración de intenciones más.

Me gustó. La sufrí, porque es imposible que te deje indiferente. No es fácil de ver y, sobretodo, es de esas películas que hay que elegir muy bien el momento en que la ves.

sábado, 27 de abril de 2013

LA REVUELTA ENEMIGA EN MADRID

Fue una especie de ritual repetido. La camiseta negra del grupo, las entradas a buen recaudo y salir para ver el concierto en buena compañía. Casi once años después, en el mismo lugar, se podría decir que una vuelta al escenario del crimen, la Riviera. Aquella vez pensando que uno no volvería a ver a una de las mejores bandas de rock que ha habido en este país y porque no son guiris, que si no... Volver a ver a un grupo en un estado de forma impresionante, como si no hubiera pasado el tiempo, pero sí.

REVUELTA ENEMIGA (1)

La sala a rebosar y el grupo que no se hace esperar demasiado, quince minutos escasos de la hora marcada para el reencuentro a lo grande de la parroquia del foro con sus ídolos surgidos de las barras de bares de Malasaña. Y si la salida al escenario no se hizo esperar, el primer golpe directo tampoco: 'John Wayne'. Los cuatro Enemigos sobre el escenario, martilleando esa oda que menta al duque, "¿Eres tú John Wayne? ¿Eres tú John Wayne o lo soy yo?". Josele con la Strato, Fino al Thunderbird, Manolo fiel a la Les Paul y Chema, al fondo, marcando el ritmo marcial con la batería.


REVUELTA ENEMIGA (2)

Y si golpeas con el John Wayne no puedes dejar que decaiga. Y eso hicieron: 'Brindis'. Un clásico -aunque... hablar de clásicos cuando todo el repertorio Enemigo tiene ese buen regusto a añejo-. "El tiempo es veneno y solo con veneno se puede al veneno vencer". Y cuando pensabas que iba a haber tregua, te lanzan un 'Esta mañana he vuelto al barrio': "Los tugurios llenos los sanatorios llenos los cementerios llenos cotolengos llenos, llenos, llenos, llenos, todos llenos y yo... yo no". Y parece que rematan con 'Paracaidas': "Tengo problemas que nadie me planteó. No te los presto si fueran para tí no estaba aquí yo". Pero no, antes te atizan con el 'Señora' de Serrat para al fin, darte un pequeño respiro interpretando 'Ná de ná'.

REVUELTA ENEMIGA (5)

Y entonces llega quizás una de esas sorpresas, una de mis favoritas, conocida entre la parroquia, pero quizás menos entre el público en general, 'Miedo': "Alguien me vio contigo y se mató, qué curioso antojo". No creas que no hay balas en la recámara, porque 'Por la sombra', esa por la que no quieres ir, precede a 'An-tonio', el último "respiro" que te dan, "puta del sol, amante del viento, fosa común".

REVUELTA ENEMIGA (3)

Del 'Nada' saltan a 'La vida mata': 'El fraile y yo', otra joya escondida: "Enloqueció un fraile y quiso que yo bebiera más y riese por él". Y en orden cronológico, para que te enteres que han vuelto, 'Quillo', "aquí estoy de nuevo. Ya ves, recién salido del huevo ¡quillo! No dije adiós, solo dije hasta luego". Y entonces llega uno de esos pepinazos contenidos en el disco 'Gas', 'Dentro', guitarras a tope, sonido brutal, después te zumbarán los oídos, pero mientras tanto disfrutas: "Si esto es verdad es que te miento. Y si te miento es que es así. Y si es así no me arrepiento. Búscame. Dentro".


REVUELTA ENEMIGA (6)

Si piensas que van a bajar el ritmo, que sepas que te equivocas, 'Sr. Correcto': "Bastó un momento en un antro infecto y ahora el señor no se atreve a hablar". El preludio para otra sorpresa en el repertorio, desde el 'Nada' te van a atizar con el baudelairiano 'Razas de Caín'. "Mientras comen, mientras beben, mientras duermen calientes, nuestros blandos huesos aguantarán", para luego desencajarte la mandíbula con ese himno noctámbulo y nocturno, '¿No amanece en Bouzas?', "¿No amanece nunca ni pa'Dios?".


REVUELTA ENEMIGA (4)

Y si no te sientes cómodo, ya sabes, está 'La otra orilla', "Y allí todo brilla, y allí todo encaja bien. En esta orilla yo no hago pie". Entonces llega el momento de acordarse de los amigos caídos con 'La carta que no', himno surgido de la muerte de Lalo Cortés, "Comprende, amor, no me dejan, no me dejan regresar". Pero la caña sí que vuelve y nos recuerdan que tengas cuidado, que hoy arriba y mañana abajo, ellos ya sabían lo que era el karma cuando firmaron 'Las tornas': "Sí, señor, el último ríe mejor. ¡Ja ja ja!, ahora soy el mandamás y tú basura". Así que de vez en cuando, cierra la boca y 'No se lo cuentes': "No me tientes más con el bien, siempre tengo sed, ¿por qué?".

REVUELTA ENEMIGA (7)

Ya te han madurado bien durante todo el concierto, así que por qué no, ya va llegando la hora de darte el toque magistral y entonces es cuando presentan 'Desde el jergón': "Desde el jergón os maldigo porque Dios se pasó, se pasó conmigo". Y no van a bajar ahora el listón, porque esto ya va llegando a su fin, ya llega 'Septiembre', "y yo no voy a estar". Y si tienes delirios de grandeza y te crees eso de 'Yo, el rey', "Ya no es tiempo de escoger, lo debería usted saber, soy el rey, lo debería saber", te van a bajar al suelo con 'La cuenta atrás', "Habrá que limpiar los colores que hay en tu cristal. ¿Lo ves claro ya? Bienvenido hijo, a la realidad".

REVUELTA ENEMIGA (8)

Desaparecen del escenario, un escenario silencioso en contraposición al público, que pide otra decibelio en boca. Y no se harán de rogar, viniéndote duro con el onanismo. Si la cosa va bien, si estás a gusto, 'Qué bien me lo paso': "Deshago la cama, mmmm... sin tu amor, me quito el pijama, mmmm... sin tu amor. Señor, ¡qué bien me lo paso!, con mi almohada". Al fin y al cabo, 'Soy un ser humano' y "necesito comprensión". Ya vas 'Todo a cien', así que olvídate si tienes un 'Complejo': "Me entró un complejo, complejo con sólo mirarte. Me entró un complejo por tu educación". Y entonces, ¡bluff! se despiden y te dejan queriendo más.

REVUELTA ENEMIGA (9)

¿Ha acabado? El público se desgañita y sale Chema 'Animal' al escenario, que se marca un solo de batería antológico que da paso al resto de la banda, que una vez bajo los instrumentos, te rematan con 'Alegria', "No busquéis debajo de mi brazo el pan. No queda un pedazo, me lo he zampado ya", y ya sí que sí, se despiden del público, tras dos horas de concierto sin tregua.