sábado, 8 de abril de 2006

AHHHHHHHHHHHHHHH

Que te llamen a las 9 de la mañana para decirte que vayas a cortarte el pelo es un crimen. Ir a cortarse el pelo medio de resaca un infierno. Las peluquerias son sitios extraños, sobre todo si terminas yendo a una peluqueria de marujas porque el peluquero de tu barrio de toda la vida se ha jubilado y le ha dejado el negocio al hijo, que como pude deducir después de un par de cortes: su saber le viene de origen castrense. Me han cortado el pelo... ¡pero las patillas siguen intactas! Por poco tiempo. Voy a tener que cambiar la foto, ya no tengo ese parecido gracioso y solaz a Buddy... snif snif. Hasta aparento ser un chico serio, trabajador, de buena educación y que toda madre querría por yerno... menos la madre del Guti. Cosa que agradezco, porque ni Guti ni Lorenzo me ponen demasiado, las cosas como son. ¿Y cómo son? Tu sabrás, tío. Deja ya de dar la murga y dejame escuchar a los Sex Pistols. Pero... los Sex Pistols también son viejos, la la la poesía de Roselía de Castro es hermosa. Bua, rañada, mierda. Impás. Bypass. ¿Que pas? Resaca, post-resaca, sueño acumulado, cafeina en vena... Aristoteles decía que la virtud está en el punto medio... yo, chico sensato y racional, de los que piden las raciones en los bares (;P), he decidio ser un virtuoso en el tema del alcohol... Si, porque ya está bien de tanto kalimotxo y tanta cerveza... y whisky, y vodka, y absenta, y ron, y todas esas bebidas espirituosas que levantan el ánimo y bajan lo que no debieran (too drunk to fuck! too drunk to fuck! que berreaba Jello Biafra). Divergencia mental... Que bueno, estoy empezando a llegar a unos limites de esquizofrenia de la hostia. Decía yo, allá por cinco o seis lineas (snif, snif, sea linea sea raya), que voy a buscar el punto medio de mi alcoholismo. Uno de los extremos ya lo conozco: no beber nada. Pero el otro... es desconocido, tengo que encontrarlo, porque cómo cojones voy a saber cual es el punto medio si desconozco uno de los extremos. Asi que he decidido que esta semana santa me voy a perder en vasos de vodka con limon. Y todo por una causa: LA VIRTUD.

PD: Cada uno justifica sus vicios como puede. Sed buenos. Manteneos a la escucha. Habrá alguna cervezada en mi casa.

En algún lugar del mundo.

Nalgures
El Chico Gris

5 Comentarios de propios y extraños:

Blogger enigmala soltó...

Que guay, hoy es el día mundial de preocuparse por el pelo ;)):
Me alegra mucho que hayas decidido adentrarte en la tortuosa senda del autoconocimiento, pequeño Saolín. Y puestos a la tarea, qué mejor que hacerlo de la mano de una birrita, la mitad del éxito de ese viaje está en seleccionar la compañía adecuada.

8 de abril de 2006, 14:27  
Blogger EL CHICO GRIS soltó...

bueno, mientras haya cerveza la compañia es algo... no, que luego mis amigos me odian y no quieren verme.

8 de abril de 2006, 15:14  
Anonymous Eriwen soltó...

La absentha es como licor del polo pero deja resaca V_V sobretodo si también bebes ron, tequila, ginebra, y un par de mojitos y casi se me olvidaba unas cervezas que abrieron la noche...

8 de abril de 2006, 16:14  
Blogger EL CHICO GRIS soltó...

yo recuerdo una buena noche con una botella de absenta y marihuana

8 de abril de 2006, 17:01  
Blogger canichu soltó...

yo recuerdo varias de esas noches de absenta y no acabamos muy bien, que yo recuerde... Últimente te cortas el pelo cada vez cada menos tiempo, ¿no?

8 de abril de 2006, 17:41  

Publicar un comentario

<< Home