martes, 10 de abril de 2007

EL REGRESO

Se acabaron las vacaciones. Se acabaron las noches de hoteles y pensiones. Se acabo el cous-cous, la pastisse y el tajin. Se acabaron los autobuses por las carreteras marroquíes y los trenes atestados de gente. Los paseos interminables por las angostas calles de las medinas mientras los mujaidines llamaban a la oración... se acabaron las vacaciones. Sniff, sniff. Un viaje que nos llevó de Casablanca a Meknés, de allí a Fes y luego a Chaouen; para acabar cogiendo un ferry en Tánger hacia Tarifa.

Como dicen por allí: La prisa mata.

PD: Crónicas del periplo en cuanto tenga un ratejo para escribir.

6 Comentarios de propios y extraños:

Anonymous Eriwen soltó...

Bueno al menos has tenido vacaciones =(

Que envidiaaaaaaaaaaaa, pero mare miaaaaaaaaaaa que envidiaaaaaaa

Un beso

10 de abril de 2007, 12:41  
Blogger Arual soltó...

Welcome!!! Esperamos esa crónica.... Besotes!!!

10 de abril de 2007, 12:56  
Blogger EL CHICO GRIS soltó...

Gracias por la bienvenida

Pues intentaré escribir la crónica poco a poco, capítulo a capítulo, que me conozco y luego no la acabo.

10 de abril de 2007, 13:12  
Blogger canichu soltó...

crónicas del periplo... espero que ilustradas cual cortometraje desmenuzado en fotogramas.

10 de abril de 2007, 15:29  
Blogger Duna soltó...

Me alegro que todo saliera bien y que vuelvas con esa frase...las prisas matan...no se, no se....

10 de abril de 2007, 22:12  
Blogger alon soltó...

prisa mata amigo

quien mucho corre, pronto para

se aprenden tantas cosas viajando...maroco es brutal, otro ritmo, otra historia, otro paisaje

11 de abril de 2007, 18:16  

Publicar un comentario

<< Home