viernes, 8 de agosto de 2008

TARDE-NOCHE JEVI

La primera sorpresa fue nada más entrar al recinto a eso de las 5 de la tarde -los Maiden salían a las 8:15- : NO VENDÍAN CERVEZA. Pase que nadie fume porros en los conciertos... pero... ¡5 horas sin una mísera cerveza! Así que al final hubo que recurrir a los botellines de agua para evitar la deshidratación, que ayer hacía calorcillo -27 grados-.

La primera en salir: Lauren Harris y su banda. Hija de Steve Harris -enchufá-. Está -muy- güenorra, pero... su música aburre. Podrías coger a alguna de Operación Triunfo -a lo mejor hasta lo han hecho ya-, acompañarla de un trío jevi y decir: ¡Mira que jevi! Pues... más o menos lo mismo. Por cierto, jevis: siento lo de jevis con 'j', es... costumbre.

Lauren Harris

Como en mi foto no se aprecian las cualidades de la chica... otra foto tomada de algún sitio:

Y después, como aperitivo a los Maiden: Made of Hate. Que son polacos -o hablaban en un correcto polaco-. Sonaban bastante potentes hasta que el guitarra-voz debió de petar el cabezal del ampli y hubo un parón de 10 minutos con el bajista mostrando sus limitaciones con su instrumento... el bajo -si Jaco Pastorius levantara la cabeza-. Pero bueno, sonaban bastante bien comparado con lo de antes.

Made Of Hate

Y justo después, se hizo la luz: quitaron el telón de fondo que tapaba el escenario de los Maiden y pudimos atisbar parte de lo que nos esperaba en las siguientes dos horas.

El escenario de los Maiden

Y los Maiden en acción. Se tocaron gran parte del repertorio clásico -es decir, las que me conozco más o menos-. El fondo del escenario iba cambiando, poniendo la imagen correspondiente al disco al que pertenecía la canción y justo al final -antes de los bises-, descubrieron a Eddie a lo momia. Fuegos artificiales, cañones de fuego y mucha parafernalia -no se cuantas veces se cambió de atuendo Mr. Dickinson: casaca roja, una especie de manto negro... -, que hace que, aunque el grupo tampoco te llene, te lo pases pipa. Los polacos cantándole 'Tola, tola...' -el 'Cumpleaños feliz' polaco- a Dickinson. Primero un bis, con un par de clásicos y un Eddie de cuatro metros recorriendo el escenario. Y luego otro bis, el final, cerrando con... 'Fear of the dark', creo recordar... y eso que no había cerveza.

Iron Maiden

Después... saltar vallas para salir, meterse en un tranvía -los voy a echar de menos cuando vuelva- atestado de gente hasta Centrum, una zapiekanka para cenar mientras esperaba al N33 y p'a la residencia.

Esta noche, lo más probable, concierto de ska.

4 Comentarios de propios y extraños:

Blogger canichu soltó...

la chiquilla que nos muestras cualidades, lo que son cualidades, tiene cualidades. Y lo de los Maiden es que la fama de sus conciertos le preceden, además los clásicos son casi un himno para muchos. Me alegra que salieras satisfecho.

8 de agosto de 2008, 13:08  
Blogger Harry Reddish soltó...

Creo que Chenoa se ha pasado al trash metal

8 de agosto de 2008, 18:35  
Blogger Cafeína soltó...

Ufff!! En esto no puedo ayudarte.
No me gusta nada el jevi (zorry!!)

10 de agosto de 2008, 11:49  
Blogger EL CHICO GRIS soltó...

canichu: Está bien surtida.

harry: ¡No jodas? Me voy a comprar su disco ya!!!

cafeina: A mi tampoco es que me apasionen determinados grupos, pero un concierto no deja de ser una fiesta.

11 de agosto de 2008, 9:58  

Publicar un comentario

<< Home