martes, 22 de enero de 2008

AMISTADES CON FRAUDE

Lunes, jodido lunes, por el mero hecho de ser lunes. Casi las seis de la tarde, en la pantalla salta una ventana del messenger.

Barón Kaos: nas melón!
Land... Chico Gris: buenas
BK: a qué hora bajas de la uni?
CG: ehhhhhh, no se, a las 7 o las 8
CG: por?
BK: por si te vienes al [NombreDeCadenaDeTiendasDeportivasQueNoMePagan]
CG: vale
BK: pues a las 7:30 en la puerta de donde aparco el coche
CG: y por qué no mejor, en vez de tener que bajar hasta tu garaje, subes hasta aquí y me recoges, que está al lado?
BK: es que necesito que bajes.
CG: ehhhh, [sospechas] vaaaale, entonces allí
BK: no vemos
CG: bye

A las 7 y media. Aparece Pau 'Barón Kaos'.

- ¿No ha llegado todavía Dani?
- ¿Viene Dani?
- Sí.
- ¿Hay que ir a tu casa a por alguna cosa enorme que tengas que devolver o algo así?
- Ehhhh, no.
- ¿Entonces, por qué he tenido que bajar?
- La sorpresa está abajo.
- ¿Tienes un muerto en el maletero o algo así?
- Ya lo veréis.

Al rato llega Dani y bajamos. Nos acercamos al coche y... la sorpresa.

- Esto... es que... sin empujar no arranca, es que está sin batería, pero de aquí al centro comercial se cargará.

Mandíbulas desencajadas y pensando 'eres un cabrón'. Podríamos haberle matado en ese mismo instante, cualquier juez nos hubiera exculpado, pero... empujamos. 'No todos los días podéis decir que habéis estado empujando'. El coche coge carrerilla, notamos como mete la marcha y el maravilloso sonido del coche arrancando hace que nos olvidemos parcialmente de las 101 formas de matar a una persona de forma que implore que acabes con su misera vida.

- Cruza los putos dedos para que esta mierda no se cale en un semáforo - yo y mi pesimismo.

Por suerte, no se caló. Nos pasamos el centro comercial para que cargase más batería y es cuando empezamos a ver pasar nuestra vida en una presentación de Power Point, gracias a lo maravillosamente bien iluminado que está el desvío y cambio de sentido de Azuqueca y a su también maravillosa buena señalización que hizo que acabásemos en la entrada de la Radial 2. Pero al fin llegamos.

- ¿Y qué es lo que te tienes que comprar?
- Esto... unas mallas para natación. Es vuestra segunda misión, opinar sobre como me quedan.

¡Matar, matar, matar!. Al final no las tenían en ningún sitio. Así que... hay que volver a la parte del coche. Nos montamos, 'Si se habrá cargado un poco'. Mete la llave, la gira y... no hay sonido. '¡Mierda!'. Nos bajamos y volvemos a empujar, el coche va cogiendo velocidad, notamos como mete marcha y... ¡arranca!. Nos montamos, vamos a salir del aparcamiento, pero tenemos que cederle el paso a otro coche y al frenar... el coche se para.

- ¡Mierda!

Volvemos a empujar. Nada. Otra vez más. Nada. Otra más. Nada.

- Tío, la última.

Nada. Decidimos bajarnos en autobús y dejar el coche allí. Y vamos a irnos cuando descubre que se ha dejado la ventanilla abierta. Elevalunas eléctricos, bendita sea la electrónica que no funciona sin pilas. Eran menos cuarto y habíamos quedado en el Whelans con Txingu y Pepe para el trivial.

- Bajaros vosotros, yo me quedo aquí esperando a que suba mi viejo y me de un chispazo.

Chispazo el que te iba a dar yo a ti en las pelotas. Así que... abandonamos el barco. Llegamos al Whelans, bautizamos al grupo con el nombre de 'Paulino, trata de arrancarlo' y ganamos el primer premio de 50 euros en consumiciones. No todo iba a ir mal, ¿no?.

5 Comentarios de propios y extraños:

Anonymous Señor m soltó...

Por lo menos empujastes unas cuantas veces

22 de enero de 2008, 10:20  
Blogger canichu soltó...

ejem... ejem... señor m... discúlpeme que me dirija a usted sin conocerle... pero dado que dejé parte de mis pulmones allí, aunque suene mal escribirlo, la frase es: "por lo menos empujásteis unas cuantas veces"... claro que si de frases hablamos la mejor fue la de la chica de la tienda de deportes cuando le pidió las mallas, con unos ojos como platos y mirándole a la cara: "¿Quieres unas mallas? ¿Para hombre?"... fue el momento en que chico y gris nos perdimos por el otro lado de la tienda.

22 de enero de 2008, 13:06  
Blogger Arual soltó...

Hay cosas que sólo perdonas a los amigos, jeje!

22 de enero de 2008, 13:52  
Anonymous señor m soltó...

Tienes razón canichu.

"Por lo menos empujásteis unas cuantas veces"

22 de enero de 2008, 15:48  
Blogger Lula soltó...

Venga Chico Gris! para qué estan los amigos??

Creo que es una aventura divertida que ha dado pie a un post aún más gracioso.

El próximo día que vayais a por mallas.... llevate la cámara y cuelga las fotos, ja, ja, jaaa


Besotes

22 de enero de 2008, 22:30  

Publicar un comentario

<< Home