lunes, 12 de abril de 2010

A ZARAGOZA (1ª PARTE)

El despertador suena a las 5:40 am, nuestro individuo bajo estudio no ha dormido prácticamente nada desde que se acostó cerca de la una. Tras ducharse y desayunar, el individuo, llamemosle Chico Gris, sale hacia la estación de tren. Llega pronto y le toca esperar hasta que pasa el primer ferrocarril hacia Guadalajara -capital-. Tras veinte minutos de espera y tres minutos de viaje, el Chico Gris se apea en el apeadero de la universidad. Las baldosas sueltas del andén claquetean* bajo sus pies mientras se dirige a la salida de la mal llamada estación. Cruza la A-2 pasando el subterraneo del centro comercial y sube hacia la parada de autobús, parada abandonada en el páramo. Son las 7:00 am y el bus a Zaragoza pasa a las 7:25 am. El Chico Gris, nuestro individuo bajo estudio, vuelve a esperar.

Una vez en el bus, el camino se le hace largo y pesado, especialmente tras la parada cerca de Medinaceli. El Chico Gris escucha Siniestro Total -Qué parezca un accidente- e Ilegales -El día que cumplimos veinte años-, preparándose para el concierto de por la noche.

11.00 am. El Chico Gris llega a la estación de Delicias de Zaragoza. Sube a la planta 0 y echa una ojeada a ver dónde demonios está la oficina de turismo. Una vez localizada y tras un par de preguntas, el Chico Gris sale de allí pertrechado con un mapa de la ciudad, marcado con el recorrido de un par de líneas de autobús, así como una marca en el lugar donde ha de coger el Circular 2.

Tras abonar el euro del billete del bus e ir mirando a ver si veía donde tenía que bajarse -nuestro individuo bajo estudio es reacio a preguntarle a los conductores en qué parada ha de bajarse, él lo llama autosuficiencia-, el Chico Gris ve lo que parece el Palacio de Congresos. Una vez en tierra, va hacía lo que le parece que es la taquilla, allí le informan que si quiere la invitación, que vaya por la tarde a las taquillas, que por la mañana están cerradas. Compungido -o casi-, el Chico Gris saca el mapa y anota mentalmente cual es la ruta más rápida para ir al centro de la ciudad.

El Chico Gris coge el Pº Fernando el Católico y una lagrimilla le asoma por el rabillo de ojo. ¿Siente predilección por este esquilmador de Castilla? No, pero que la calle esté completamente en obras como si estuvieran buscando un tesoro le hace sentirse como en casa.

Nuestro individuo bajo estudio llega por fin al centro, saca la cámara y retrata lo que ve. A eso de la 1:30 pm, tras haberse tomado una caña con la excusa de mear -¿o era mear con la excusa de tomarse una caña?- y corroborar que en Zaragoza no ponen ni unas miseras aceitunas, así como haberse zampado los dos sandwiches que portaba, el Chico Gris saca su móvil y llama a su enlace con el comando Barcelona.

Imágenes captadas por la cámara del Chico Gris:

DSCN7584


TEATRO ROMANO


BASÍLICA DEL PILAR


CESAR AUGUSTO Y EL MERCADO


EL PILAR


DSCN7586


Continuará.

* Claquetear: hacer clac, clac, clac.

3 Comentarios de propios y extraños:

Blogger KASHTANKA soltó...

El chico gris me ha tenido intrigada a lo largo de todo el relato. je, a la espera de la segunda entrega.
Gracias por las fotos, visité por un dìa Zaragoza, bueno, màs bien hice lo que fui a hacer y LAMENTABLEMENTE me metì en la expo. Me quedo con tu frase sobre mirar las "obras como si estuvieran buscando un tesoro", es genial. Un saludo desde Montréal!

12 de abril de 2010, 20:30  
Blogger EL CHICO GRIS soltó...

Bueno, la frase se supone que la dijo Danny De Vito cuando vino por Madrid, algo así como: "Madrid es una ciudad preciosa, y lo será más en cuanto encuentren el tesoro". Yo como Picasso, si hay algo que robar, lo robo.

13 de abril de 2010, 20:06  
Blogger Doctor Spawlding soltó...

odio zaragoza

14 de abril de 2010, 15:48  

Publicar un comentario

<< Home